titulo.jpg (9376 bytes)

cabecc.jpg (10835 bytes)

titulo6.jpg (10648 bytes)

CAPÍTULO 21

PREVENCIÓN DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y SUS COMPLICACIONES

boton.jpg (5116 bytes)PREVENCIÓN PRIMARIA
boton.jpg (5116 bytes)PREVENCIÓN SECUNDARIA
boton.jpg (5116 bytes)PREVENCIÓN TERCIARIA


Las enfermedades cardiovasculares suponen aproximadamente el 50% de la mortalidad en el mundo desarrollado.

Entre los factores implicados en el desarrollo de la morbimortalidad cardiovascular, la HTA constituye uno de los mas importantes.

La HTA es definida por algunos como una enfermedad, aunque lo habitual sería englobarla como factor de riesgo vascular.

Hoy conocemos como las enfermedades cardiovasculares dependen más de la influencia simultánea de varios factores de riesgo que de la acción aislada de uno de ellos. Por ello, toda actividad preventiva en este campo, debe ser multifactorial y dirigida en diversos sentidos.

Teniendo siempre muy presente lo referido anteriormente la Atención Primaria es el terreno ideal para la realización de las actividades preventivas necesarias en el campo de la HTA.

Debe tenerse en cuenta, que la HTA, es el factor de riesgo cardiovascular, que mayor demanda provoca en la consulta del médico de atención primaria.

En este contexto por tanto podemos actuar desde tres niveles sucesivos: prevención primaria, prevención secundaria y prevención terciaria.

PREVENCIÓN PRIMARIA

CONCEPTO

Comprende las actividades dirigidas a evitar la aparición del factor de riesgo (HTA).

EPIDEMIOLOGÍA

La PA es una variable contínua, de modo que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y en particular el accidente cerebrovascular a medida que aumentan las cifras tensionales. Siendo así, es lógico que la disminución de la presión arterial media de la comunidad, disminuya la morbimortalidad cardiovascular y posiblemente la mortalidad total.

POBLACIÓN DIANA

Las actividades deben ir dirigidas a la totalidad de la comunidad en concreto a la población sana con la intención de evitar el desarrollo de HTA.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Actualmente las estrategias más aceptadas como prevención primaria son las siguientes:

1. Disminuir el aporte calórico de la dieta, aumentando la riqueza de la fibra.

2. Favorecer y fomentar el ejercicio físico de carácter aeróbico moderado, adaptado a las posibilidades de cada individuo.

3. Evitar las dietas con alto contenido en sodio y fomentar el consumo de potasio magnesio y calcio.

4. Evitar la ingesta excesiva de grasas en concreto las saturadas.

El ámbito del desarrollo de estas medidas puede ser realizado en el contexto de la Atención Primaria si bien dado su carácter comunitario el grueso de la estrategia corresponde a las autoridades sanitarias por medio de diferentes campañas.

PREVENCIÓN SECUNDARIA

CONCEPTO

Reducir el impacto del factor de riesgo (HTA) una vez desarrollado, por medio de la detección precoz y su tratamiento.

EPIDEMIOLOGÍA

Múltiples estudios han demostrado la eficacia de las medidas de prevención .secundaria en la reducción de la morbimortalidad cardiovascular en concreto en la HTA moderada y .severa.

Su eficiencia en cambio dentro de la HTA ligera es menor si tenemos en cuenta además que constituye el núcleo principal de hipertensos.

Por ello las estrategias de prevención secundaria deben de estar dirigidas hacia poblaciones de riesgo, en las cuales la intervención aporte mas beneficios.

MEDIDAS DE INTERVENCIÓN

Dentro de las estrategias a emplear en la prevención secundaria podemos reseñar las siguientes:

1. Técnicas de despistaje. Se debe evaluar la PA a todos los individuos que acuden a la consulta de forma sistemática, sobre todo a aquellos que utilizan escasamente el sistema sanitario. En este campo se debe ser especialmente meticuloso con la población joven y con los poco frecuentadores.
2. Dirigir las técnicas de cribaje prioritariamente hacia aquella población de mayor riesgo que en última instancia es la que se puede beneficiar en mayor medida de las actividades que desarrollemos.
3. Incidir especialmente en tratamientos no farmacológicos. Las recomendaciones han sido ya comentadas en otro capítulo de este manual.
4. No abusar de los tratamientos farmacológicos en especial en la población de bajo riesgo. Tener siempre presente que el tratamiento suele ser de por vida y la actuación con fármaco sobre grandes sectores poblacionales puede tener también sus efectos deletéreos.
5. Individualizar siempre el tratamiento valorando otros factores de riesgo adicionales e interviniendo de forma coordinada sobre todos ellos.
6. Enfocar las actividades a largo plazo siendo realista en la asunción de las diferentes estrategias.
7. Ser muy meticuloso en la técnica de la determinación de la presión arterial para evitar clasificar erróneamente al paciente con los riesgos que ello conlleva.
8. Utilizar de una manera racional los recursos sanitarios disponibles que permitan un enfoque más preciso y adecuado de la HTA y sus posibles complicaciones.

PREVENCIÓN TERCIARIA

CONCEPTO

Medidas destinadas a reducir los efectos producidos por la aparición de las complicaciones secundarias a la HTA.

MEDIDAS DE INTERVENCIÓN

En esta fase se debe ser especialmente agresivo para minimizar los efectos de las complicaciones ya establecidas y evitar la aparición de otras nuevas.

En este momento, la actuación con medidas farmacológicas adquiere en la mayoría de los casos un papel primordial, sin olvidar la intervención sobre otros factores de riesgo.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

SAT

Servicio Documentación Médica