titulo.jpg (9376 bytes)

cabecc.jpg (10835 bytes)

titulo3.jpg (9743 bytes)

boton.jpg (5116 bytes)INFORMACION SOBRE HTA PARA PACIENTES Y FAMILIARES

boton.jpg (5116 bytes)ANECDOTARIO

boton.jpg (5116 bytes)RECETAS HIPOSODICAS


INFORMACION SOBRE HTA PARA PACIENTES Y FAMILIARES

Este apartado ha sido preparado por el Dr. ALBERTO CALDERON MONTERO, miembro del Grupo de Trabajo de Hipertension Arterial de la Sociedad Española de cardiología.

El Dr. ALBERTO CALDERON MONTERO, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid (1985), es Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria (1991) con ejercicio profesional en el Centro de Salud Rosa Luxemburgo en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Miembro de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, y de la Sociedad Española de Cardiología, es además representante español de Atención Primaria en el Consejo Europeo de "Beta-Blockers and Heart Failure", y Becario por el FIS para la investigación clínica en hipertensión arterial (94/153). Es autor y co-autor de numerosos trabajos sobre hipertensión arterial, y conferenciante sobre esta materia en numerosos congresos y symposiums médicos. Dentro del Grupo de Hipertensión de la SEC, es el coordinador de la Unidades de Cardiopatía Hipertensiva para el área de Madrid .


HIPERTENSION ARTERIAL

boton.jpg (5116 bytes)¿ QUE ES LA PRESION ARTERIAL ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ QUE ES LA HIPERTENSION ARTERIAL ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ COMO SE DIAGNOSTICA LA HIPERTENSION ARTERIAL ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ COMO SE MIDE LA PRESION ARTERIAL ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ POR QUE DICEN QUE PUEDE LLEGAR A SER TAN GRAVE LA HIPERTENSION ARTERIAL ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ CUANTAS FORMAS DE HIPERTENSION EXISTEN ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ QUE OTROS FACTORES AUMETAN EL RIESGO CARDIOVASCULAR DE LA HIPERTENSION ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ SE PUEDE PREVENIR LA HIPERTENSION ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ QUE METODOS DE INVESTIGACION CLINICA HAY PARA UN MEJOR DIAGNOSTICO DE LA HIPERTENSION Y SUS CONSECUENCIAS ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ QUE ES LA URGENCIA HIPERTENSIVA Y QUE HACER CUANDO APARECE ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ COMO SE TRATA LA HIPERTENSION ARTERIAL ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ COMO AVANZA LA CIENCIA MEDICA EN EL CONOCIMIENTO DE LA HIPERTENSION Y SU TRATAMIENTO ?
boton.jpg (5116 bytes)¿ DONDE PUEDE UN HIPERTENSO OBTENER MAS INFORMACION ?

¿ QUE ES LA PRESION ARTERIAL ?

La sangre que circula por los vasos sanguíneos, necesita sobretodo en las arterias, una determinada presión para poder alcanzar todos los órganos y suministrarles nutrientes y oxígeno. Esta presión arterial, depende por un lado de la fuerza con la que la sangre es impulsada desde el corazón en cada latido, y por otro de la resistencia que los conductos arteriales ofrecen a su paso.

La presión arterial en los seres humanos, tiene dos valores; uno de ellos llamado valor sistólico ó presión máxima, y que en régimen de normalidad varia entre 100 y 140 mmHg, y otro llamado valor diastólico ó presión mínima, y que normalmente varia entre 60 y 90 mmHg.

¿ QUE ES LA HIPERTENSION ARTERIAL ?

Con arreglo a lo anteriormente expuesto, diremos que un sujeto padece hipertensión arterial, ó que es hipertenso, cuando sus cifras tensionales, tomadas en reposo exceden de 140/90 mm Hg, y además persisten a lo largo del tiempo. Hoy en día, las cifras de normalidad tensional se consideran en torno a 130/85 mm Hg, mientras que 120/80 mmHg serían las cifras "ideales".

La importancia clínica de la hipertensión, radica no tanto en el valor absoluto de sus cifras, sino en la lesión que produce en determinados órganos (órganos diana) de los que el corazón y las arterias, el cerebro, el riñón y la retina, son los mas afectados, y por tanto consecuencia de las complicaciones habituales de la hipertensión arterial.

La hipertensión según el valor absoluto de sus cifras, se suele clasificar en cuatro estadíos, de acuerdo al siguiente esquema:

  • LIGERA = 140-159 / 90-99 mmHg.
  • MODERADA = 160-170 / 100-109 mm Hg.
  • SEVERA = 180-209 /110-119 mm Hg.
  • MUY SEVERA si está por encima de 210/120 mmHg.

tomándose siempre el mayor valor para establecer la severidad dominante, es decir; un paciente con 200/95 mmHg será clasificado como hipertenso severo, del mismo modo que otro con 165/115 mmHg, será igualmentge clasificado como severo.

Hay que considerar que la presión arterial es una variable biológica que cambia constantemente para adaptarse a las necesidades del organismo. Por tanto, su evaluación debe hacerse en condiciones de reposo y a lo largo del tiempo.

Con el envejecimiento arterial que se sufre con la edad, la presión arterial máxima tiende a subir y la mínima por el contrario se reduce. Esto ha llevado a algunas escuelas médicas a considerar que un valor máximo de 160/90 mmHg sería normal por encima de 65 años, mientras que para otros la cifra de normalidad con independencia de la edad sería siempre 140/90 mmHg.

¿ COMO SE DIAGNOSTICA LA HIPERTENSION ARTERIAL ?

Es habitual que durante muchos años (10,15 ó incluso 20 años) la hipertensión no produzca en el hipertenso ningún síntoma de alarma, aunque el daño interno sobre los órganos diana se efectúe desde el principio. Esto ha servido para claificar a la hipertensión arterial como "el asesino silencioso".

En base a su alta prevalencia (la hipertensión arterial afecta a mas del 20% de la población adulta de mas de 40 años, y casi a la mitad de los mayores de 65 años) es una práctica muy aconsejable tomarse la presión arterial a partir de estas edades con regularidad por lo menos cada año ó mejor cada 6 meses.

En la mujer tras la menopausia la incidencia de hipertensión aumenta considerablemente (se piensa que por la falta de hormonas femeninas), por lo que a partir de esta situación clínica, la mujer debe vigilarse la presión arterial con regularidad.

¿ COMO SE MIDE LA PRESION ARTERIAL ?

Dado que el diagnóstico de hipertensión se basa en la desviación por exceso de las cifras tensionales, el acto de medir la presión arterial debe ser en extremo riguroso. Así, el equipo de medición (son preferibles los aparatos de mercurio) debe estar perfectamente calibrado y el examinador debe estar familiarizado con la técnica de medida. No hay que ser médico ni ATS para tener capacitación reconocida para medir la presión arterial, para esto, un sujeto con un entrenamiento adecuado puede estar perfectamente capacitado para medir con fiabilidad la presión arterial.

El paciente debe estar relajado, sentado, y con el brazo a la altura del corazón y apoyado sobre una mesa, situándose el examinador enfrente. No debe haber fumado ni ingerido café, té ni alcohol ni otros estimulantes al menos 1 hora antes. El brazo no debe estar oprimido por la ropa. El manguito braquial debe ser lo suficientemente largo como para rodear ampliamente el brazo. La medición debe hacerse por lo menos dos veces en cada brazo, tras un intervalo de 5 minutos ente toma y toma, tomándose como valor definitivo la media de todos los valores. A veces se pueden observar pequeñas diferencias (no mas de 5 mm Hg) de un brazo a otro que carecen de importancia. Es además una buena norma, repetir la toma de tensión con el sujeto puesto en pié para observar posibles diferencias.

¿ POR QUE DICEN QUE PUEDE LLEGAR A SER TAN GRAVE LA HIPERTENSION ARTERIAL ?

Los estudios epidemiológicos que se llevan haciendo sobre la hipertensión desde años bastantes años, indican claramente, que este proceso es el primer factor condicionante para padecer un infarto de miocardio o un estado de insuficiencia cardiaca progresiva. Además la hipertensión se asocia con una elevada posibilidda de sufrir una hemorragia cerebral, ó de entrar progresivamente en un fracaso renal irreversible.

Una hipertensión arterial severa no tratada adecuadamente, llegará a producir en un plazo de 5 años una mortalidad global del 100%, correpondiéndole el 50% al infarto de miocardio, el 33% a la hemorragia cerebral, el 10% a fallo renal, y el 7% a roturas bruscas de la aorta (aneurismas). Se comprende entonces la severidad de la hipertensión, y el elevado perfil de riesgo cardiovascular que padece un hipertenso. Sin embargo hoy también se sabe, que si este tipo de pacientes reciben un tratamiento adecuado, la posibilidades de mortalidad se reducen en un 50% para la hemorragia cerebral y a casi en un 25% para el infarto de miocardio.

La hipertensión crónica contribuye además, al deterioro orgánico general, afectándose la función cardiaca (insuficiencia cardiaca), alterándose la función mental especialmente para la memoria reciente (demencia senil) , e induciendo insuficiencia circulatoria periférica (claudicación intermitente a la marcha).

En la mujer embarazada, la hipertensión es un proceso muy grave (eclampsia) que pone en serio peligro tanto la vida del feto como la de la madre.

¿ CUANTAS FORMAS DE HIPERTENSION EXISTEN ?

Los clínicos reconcemos dos clases de hipertensión; las mas común, que llamamos ESENCIAL porque desconocemos su origen, y que supone el 95% de todas las formas de hipertensión, y otra que denomimos SECUNDARIA, ya que el origen de la misma tiene una causa que puede ser investigada y tratada. Y así, mientras la forma esencial puede ser bien tratada y controlada aunque casi nunca curada definitivamente, en la forma secundaria, una vez identificada la causa y eliminada, la hipertensión tiende a desaparecer definitivamente sin la ayuda de fármacos.

¿ QUE OTROS FACTORES AUMETAN EL RIESGO CARDIOVASCULAR DE LA HIPERTENSION ?

Es bastante común que la hipertensión se acompañe de otros factores de riesgo, de entre los que el tabaco, el colesterol elevado, la glucosa alta y la obesidad son los mas habituales y también los mas peligrosos. Se sabe que la presencia simultánea en un mismo hipertenso de dos o mas factores de riesgo, elevan exponecialmente el riesgo de padecer las complicaciones cardiacas y cerebrales que antes hemos descrito.

Por tanto en la lucha contra el riesgo cardiovascular, no sólo hay que tratar la hipertensión, sino que además es fundamental eliminar los otros factores de riesgo asociados.

¿ SE PUEDE PREVENIR LA HIPERTENSION ?

Hoy en día se sabe que existen factores de carácter genético que predisponen a padecer hipertensión, y aunque la hipertensión no sea heredable en sentido estricto, en aquellos individuos con antecedentes familiares de hipertensión, ó con otros factores cardiovasculares de riesgo, se debe realizar una investigación mas intensa y frecuente de las cifras de tensión arterial y de los demás factores de riesgo, a modo de estado de alerta clínica permanente.

¿ QUE METODOS DE INVESTIGACION CLINICA HAY PARA UN MEJOR DIAGNOSTICO DE LA HIPERTENSION Y SUS&127; CONSECUENCIAS ?

Afortunadamente muchos y muy precisos. Aparte del equipo de medida convencional (esfigmomanómetro), existen otros muy útiles que valoran la tensión arterial mediante tomas regulares (15-20 minutos) a lo largo de 24 horas de modo automático, con lo que obtenemos un total de unas 100 medidas que dibujarán perfectamente el perfil tensional de un individuo durante una jornada de actividad habitual. Con estos equipos de registro tensional ambulatorio, podremos distinguir perfectamente al auténtico hipertenso, de aquel otro que sólo lo es en la consulta del médico (hipertenso de bata blanca) y además clasificar la hipertensión arterial de una manera mas estricta.

Otros métodos de gran valor diagnóstico en la hipertensión, sobretodo para reconocer el grado de afectación visceral son; el electrocardiograma de reposo, el de ejercicio, y el de Holter de 24 horas. El ecocardiograma-doppler es la técnica de mayor precisión para reconocer el estado funcional del corazón, así como el grosor de sus paredes y el diámetro de sus cavidades. Los angiogramas arteriales (sobretodo los coronarios, aórticos, y renales), los análisis específicos de sangre y orina, la radiología abdominal y la de tórax, y otros métodos mas sostificados y de uso mas restringido como los escáner y la resonancia nuclear magnética, ayudan de un modo preciso a conocer el curso evolutivo, y a evaluar adecuadamente la repercusión visceral de la hipertensión arterial.

¿ QUE ES LA URGENCIA HIPERTENSIVA Y QUE HACER CUANDO APARECE ?

Hoy en día, las urgencias y emergencias hipertensivas son una auténtica rareza en función del buen control de la hipertensión gracias a la eficacia y seguridad de los actuales fármacos.

La urgencia hipertensiva es aquella situación clínica, que sin apenas dar síntomas, sube la tensión arterial a valores superiores a 210/120 mmHg. En la emergencia hipertensiva por el contrario, esta grave subida tensional se acompaña de síntomas severos (fatiga respiratoria intensa, angina, cefalea intratable, vómitos en escopetazo, convulsiones, obnubilación o coma cerebral, etc.) y que requiere tratamiento médico intensivo en una unidad especializada ya que el riesgo de muerte es muy elevado.

¿ COMO SE TRATA LA HIPERTENSION ARTERIAL ?

Afortunadamente los recursos terapeúticos para tratar la hipertensión arterial, son hoy en día, numerosos, potentes, eficaces y generalmente bien tolerados. Sin embargo conviene señalar, que en las formas ligeras y moderadas de hipertensión, sobretodo en las de primer diagnóstico, hay que recomendar siempre médidas no farmacológicas, que en un porcentaje alto de casos logran controlar adecuadamente las cifras altas de tensión arterial.

Estos cambios en el estilo de vida incluyen:

  • Reducción del peso para aproximarlo lo mas posible al peso ideal.
  • Reducción del consumo de sal, y de alimentos grasos y salados.
  • Practicar ejercicio físico aeróbico regularmente.
  • Cesar por completo en el hábito de fumar.
  • Tomar alcohol con mucha moderación, si es que se tenía costumbre de ello.
  • Eliminar los otros factores de riesgo cardiovascular (colesterol elevado, diabetes, gota, etc.)

Si a pesar de utilizar eficazmente estas medidas durante 2 ó 3 meses, la tensión arterial persiste por encima de 140/90 mmHg, se debe recurrir, y siempre bajo control médico, al uso de los llamados fármacos antihipertensivos.

Hoy en día, se utilizan básicamente cinco grupos farmacológicos antihipertensivos (diuréticos, betabloqueantes, calcioantagonistas, alfabloqueantes e inhibidores del enzima de conversión de la angiotensina) aunque existen otros mas antiguos de uso restringido (reserpina, clonidina) y otros de reciente introducción (alfa-beta-bloqueantes, antagonistas de la angiotensina II etc.).

Para cada tipo de hipertensión y en función de la complicación visceral dominante, su médico eligirá el medicamento mas adecuado. Recuerde que no hay dos pacientes iguales, y que por tanto cualquier fármaco puede tener una eficacia y un comportamiento distinto de un paciente a otro. Obsérvese al inicio del tratamiento, y consulte con su médico cualquier síntoma nuevo que usted pueda relacionar con la toma del medicamento.

Puede ser habitual que al inicio de un tratamiento usted pudiese notar: Fatiga, debilidad muscular ó impotencia (diuréticos, y betabloqueantes), rubefacción, hinchazón de tobillos, estreñimiento (calcioantagonistas), tos irritativa, enrojecimiento de la piel (inhibidores del enzima de la angiotensina), en ese caso, consulte siempre con su médico antes de adoptar una medida unipersonal.

¿ COMO AVANZA LA CIENCIA MEDICA EN EL CONOCIMIENTO DE LA HIPERTENSION Y SU TRATAMIENTO ?

Toda la información que los médicos hemos ido acumulando respecto de cualquier enfermedad y por supuesto en la hipertensión, derivan de los ensayos clínicos tanto a nivel experimental como humano.

Se estima que por cada 10.000 substancias farmacológicas investigadas, sólo 1 llegará a las oficinas de farmacia para uso clínico, y esto, habrá supuesto una inversión previa de mas de 25.000 millones de pesetas y mas de 15 años de trabajos de investigación ininterrumpida. En 1995 se realizaron en España mas de 350 ensayos clínicos con un coste cercano a los 10.000 millones de pesetas.

Todo ensayo clínico que se realiza en humanos utilizando nuevas substancias farmacológicas, está previamente verificado y avalado por numerosas experiencias previas, generalmente realizadas en animales de laboratorio, garantizándose por tanto su inocuidad, su buena tolerancia, su bajo nivel de toxicidad, y su potencial beneficio para el fín que se destina.

La Directiva de la Comunidad Europea (91/507/EEC) establece que todas las fases de la Investigación Clínica realizadas en Europa deben llevarse a cabo de acuerdo a las Normas de Buena Práctica Clínica para Ensayos con Medicamentos. Esta misma ley establece que ningún ensayo clínico podrá llevarse a cabo, sin el conocimiento previo y el correspondiente informe favorable de un Comité Etico de Investigación Clínica, compuesto por al menos 7 miembros, dos de los cuales deben ser ajenos a la profesión sanitaria, y siendo además uno de estos dos, profesional del Derecho. Los investigadores y promotores del ensayo no pueden participar en la revisión del protocolo que efectúa el Comité Etico ni en sus decisiones.

En España, los ensayos clínicos están regulados por la Ley del Medicamento (25/1990 del 20 de diciembre) aprobado en Consejo de Ministros el 16 de abril de 1993 y publicado en el BOE el 13 de mayo de 1993. Los promotores del estudio, investigadores, y monitores comparten por igual la responsabilidad de asegurar que dichas normas son rigurosamente seguidas (Guía Práctica de GCP para Investigadores. Hutchinson DR. European Journal of Clinical Research 1991; 1:71-82).

Los ensayos clínicos se realizan tanto en hospitales como en centros de medicina general en todas las áreas terapeúticas. Las Normas de Buena Práctica Clínica, establecen que la seguridad de los pacientes que participan en un ensayo clínico recibiendo un nuevo medicamento, debe estar plenamente garantizada

Antes de iniciar el ensayo clínico, es requisito imprescindible que el voluntario que va a participar en el mismo, sea plenamente informado de todos los detalles y consecuencias de su participación, otorgando posteriormente su consentimiento por escrito, o en forma oral, exijiéndose en este caso la presencia de un testigo. Un anexo de la Declaración de Helsinki sobre los derechos del voluntario de ensayos clínicos, deberá estar siempre disponible para su uso.

El voluntario debe estar informado si el ensayo se realiza ó no frente a placebo (sustancia inocua sin ningún tipo de efecto), indicándosele en este caso, que ni él ni el investigador conocerán en qué grupo será incluido. Del mismo modo y antes de su aceptación el voluntario debe conocer, el número de visitas y de pruebas específicas a las que será sometido según la redacción del protocolo, y el tiempo de duración. El participante voluntario puede abandonar el ensayo siempre y en todo momento.

El voluntario debe estar informado de que existen sistemas de compensación y de indemnización, en el poco probable caso, de que aparezca cualquier tipo de patología relacionada directamente con el ensayo clínico, así como, que la voluntariedad no está en ningún caso remunerada. Los promotores del ensayo y el investigador principal garantizan la confidencialidad de todos los datos, y se comprometen a custodiarlos durante un período mínimo de 15 años.

El voluntario para Ensayos Clínicos debe ser consciente de que su generosa participación en tales procedimientos médicos, es esencial para el progreso de la Medicina en cualquiera de sus campos, y que todos los conocimientos científicos que se han ido acumulando a lo largo de los pasados años, se han cimentado fundamentalmente en la amplia y repetida realización de ensayos clínicos.

Si usted desea una mas amplia información sobre este apartado solicítela a través de nuestro correo electrónico.

¿ DONDE PUEDE UN HIPERTENSO OBTENER MAS INFORMACION ?

Existen hoy en día documentos divulgativos en los que con gran claridad se dan consejos sencillos y muy útiles sobre como diagnósticar y tratar la hipertensión arterial. En la red Internet, podrá encontrar abundante información al respecto.

Organismos científicos oficiales, como la Sociedad Española de Cardiología, y la Fundación Española del Corazón, la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria, Las Sociedades de Medicina General y Rural, la Sociedad Española de Hipertensión y La Liga Española Contra la Hipertensión, y por supuesto el propio Ministerio de Sanidad y Consumo, son sólo algunas de las muchas instituciones que se dedican al estudio, al tratamiento, y a la divulgación de consejos prácticos para el paciente hipertenso.

Naturalmente, será siempre su propio médico, el que mejor le va a resolver cualquier problema acerca de su hipertensión, y de las dudas que puedan surgirle en cuanto a su tratamiento.

Desde el Grupo de Trabajo de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología, queremos también ayudarle. Si quiere información sobre algún aspecto relativo a la HIPERTENSION ARTERIAL, envié ahora su mensaje, hipertenso@meditex.es , algún miembro de nuestro Grupo le podrá dar su opinión. GRACIAS.


ANECDOTARIO

boton.jpg (5116 bytes)FRANKLIN D. ROOSELVET: "SILENCIOSAMENTE ASESINADO"
boton.jpg (5116 bytes)
EN EL CENTENARIO DEL APARATO DE MEDIR LA TENSION ARTERIAL
boton.jpg (5116 bytes)
ARTURO TOSCANINI: LA REBELDIA FRENTE A LA HIPERTENSION
boton.jpg (5116 bytes)
EL ALCOHOL EN EXCESO "TENSIONA" LA SALUD
boton.jpg (5116 bytes)
ERNEST HEMINGWAY: PASION DE TOROS Y VINO
boton.jpg (5116 bytes)
LOS VENENOS DE SERPIENTE CONTROLAN LA HIPERTENSION


FRANKLIN D. ROOSELVET: "SILENCIOSAMENTE ASESINADO"

En 1932 el gobernador demócrata del estado de Nueva York, acudió a su médico para someterse a una revisión rutinaria. Al concluirla, su médico y amigo le felicitó: "Adelante Franklin, tu buena salud a pesar de tu invalidez parcial por la poliomielitis, te permitirá acometer con fuerzas la campaña electoral para ganar la presidencia de los Estados Unidos de América". En aquel examen médico, la tensión arterial del gobernador era de 130/80 mmHg.

El gobernador del estado de Nueva York acabó por instalarse en la Casa Blanca. Su buen hacer como gobernante le sirvió para revalidar su título hasta en 3 ocasiones, un hecho singular y único en la joven historia presidencial del pais americano, en donde los mandatos presidenciales están limitados a dos legislaturas. A finales del segundo mandato, la tensión arterial del presidente Franklin D. Rooselvet había subido a 170/100 mmHg, y su estado de salud empezaba a resentirse. En el electrocardiograma y en la radiografía de tórax, sus médicos detectaron signos de dilatación cardíaca, y en los análisis de orina se apreciaban trazas de proteinas. Algo no funcionaba bien en la salud del inquilino de la Casa Blanca.

El bombardeo japonés de Pearl Harbour de 1940, y la entrada americana en la II Guerra Mundial, llevaron excepcionalmente al presidente Rooselvet a un tercer mandato, que volvería a repetirse en 1944. Entre el tercero y cuarto mandato, la tensión arterial del presidente Rooselvet siguió ascendiendo, al tiempo que su estado de salud decaía visiblemente. Los médicos no pensaban entonces que su precario estado de salud, tuviese relación alguna, con las elevadas cifras de tensión arterial que diariamente obsevaban los médicos con el esfigmomanómetro.

Al final de la II Guerra Mundial, los vencedores se dieron cita en Yalta, una bellísima ciudad balnearia de Ucrania a orillas del mar Negro. Allí; Rooselvet, Churchill, y Stalin, pactarían el mas vergonzoso reparto territorial que jamás haya sufrido la vieja Europa. Durante las negociaciones, los médicos del presidente empezaron a inquietarse, su salud era cada día mas preocupante y la tesión arterial no paraba de subir. Había mañanas, en las que antes de acudir a las discusiones, la tensión arterial se situaba por encima de 280/140 mmHg. Los dolores de cabeza eran continuos e intratables, y la respiración se hacía cada vez mas dificultosa.

De vuelta a Estados Unidos, Rooselvet se sintió francamente enfermo. Por consejo de su familia y de sus médicos, se retiró a descansar a un balneario de Warm Springs en el estado de Georgia. En la mañana del 12 de abril, según pudo leerse en el New York Times, el presidente Rooselvet se quejó de un insufrible dolor de cabeza, la visión se hizo borrosa, el habla balbuceante e incomprensible, después perdió la consciencia. Pocas horas mas tarde estaba muerto. La causa; una hemorragia cerebral. La tensión aquella mañana había subido hasta 300/140 mmHg.

Tras los funerales, el senado americano interpeló con indignación al almirante Ros Mackenzie, médico personal del presidente: "Cómo se había permitido aquel largo viaje a Yalta en tal estado de salud y para una tan comprometida tarea" ?. El doctor Mackenzie respondió perplejo: "No pensábamos que su salud fuese tan precaria. Antes de viajar a Yalta, el presidente fué examinado hasta por 8 médicos. Todos lo encontramos aceptablemente bien. Unicamente nos sorprendía su tensión arterial, siempre por encima de 180/120 mmHg, pero esto tan poco parecía tener tanta importancia".

En efecto, en aquella época pocos médicos consideraban a la hipertensión arterial, como ese "asesino silencioso" que es causa y origen de la mayoría de las muertes por causa cardiovascular y cerebrovascular. La muerte de este hipertenso ilustre por hemorragia cerebral, estimuló la investigación médica en la hipertensión arterial. Desde aquel luctuoso suceso de Warm Springs, nuestros conocimientos sobre esta enfermedad han experimentado un extraordinario desarrollo.

Algunos años mas tarde, cuando fueron desvelados los documentos de Yalta, el pueblo americano fué duramente crítico con la negociación pactada por su presidente. Los grandes beneficiados habían sido desde luego Churchill, y por supuesto el voraz Stalin, mientras que a América, la punta de vanguardia de esa espantosa guerra, le había correspondido el saldo del botín. Los americanos que así juzgaban a Rooselvet, posiblemente ignoraban lo que se debe sentir negociando con aquellos dos astutos tigres de la política, mientras la sangre golpea en el cerebro con la violencia de 300 mmHg.


EN EL CENTENARIO DEL APARATO DE MEDIR LA TENSION ARTERIAL

Dicen que el gran Leonardo de Vinci, genio del Renacimiento, pintor, arquitecto, matemático, médico, físico, e inventor de tantas cosas, diseñó un ingenioso equipo que medía la tensión de las arterias, y al que el propio Leonardo, denominó "Pulsilogium". Pocas y vagas referencias no han quedado de aquel invento del florentino universal.

Años mas tarde, otros científicos interesados en la circulación de la sangre, a partir de las fascinantes y revolucionarias teorías del inglés Harvey y del aragonés Servet, diseñaron con bastante ingenio y menor fortuna, diversos equipos para tratar de medir y registrar en papel ahumado, las ondas del pulso que con cada latido cardiaco recorren todo el sistema circulatorio.

En la portada de esta Web, exponemos a modo de modesto homenaje de nuestro Grupo, a Stephen Hales, un clérigo y médico inglés, quién en 1733 midió por vez primera en la carótida de una yegua la presión arterial, utilizando para ello una varilla de vidrio milimetrada. Otros científicos de los siglos XVIII y XIX, como Poiseuille, Marey, Potain, Ludwig, Vierordt, Mosso, Basch, y un larguísimo etcétera, hicieron diseños extraordinariamente imaginativos, pero de escasa operatividad práctica.

En 1896, es decir, hace exactamente un siglo, un médico italiano de nombre Scipione Riva-Rocci, publicaba en el número 47 de la Gazzetta Medica di Torino (página 981), un interesantísimo artículo titulado: "Un nuovo sfigmomanometro" en donde describía con precisión, los principios físicos de un equipo diseñado por él mismo para medir con exactitud la tensión arterial: el esfigmomanómetro (término de raiz griega que quiere significar; medidor de la onda pulso). El equipo, a diferencia de los anteriores, disponía de un brazalete hinchable con aire por medio de un pera de caucho, que al tiempo que dilataba el manguito braquial enrrollado sobre el brazo, hacía ascender mercurio en una columna de vidrio milimetrada conectada al otro extremo de un tubo en Y.

El brazalete había de ser hinchado a una presión tal, que ocluyese por completo la arteria que discurre a lo largo del brazo (arteria humeral). La desaparición del pulso radial por palpación, aseguraba que la arteria humeral había sido completamente ocluida. Al desinflar progresivamente el manguito liberando el aire desde la pera de caucho, la columna de mercurio empezaba a descender, al tiempo que la sangre encontraría menos dificultad para discurir a través de la arteria ocluida. En el momento en que la sangre iniciaba nuevamente su paso a través de la arteria ahora ya semiocluida, la columna de mercurio empezaba a oscilar, siendo estas oscilaciones tanto mas grandes cuanto mayor fuese el caudal de sangre atravesando la arteria. El momento del inicio de esas oscilaciones en la columna de mercurio, coincidía con el valor de la presión arterial máxima.

Desde entonces hasta nuestros días, los médicos nos servimos de este extraordinario ingenio de Riva-Rocci para valorar la presión arterial. Sin embargo, la presión arterial tiene dos componentes; la sistólica ó presión arterial máxima, y la diastólica ó presión arterial mínima. Con la metodología de Riva-Rocci, sólo se podía valorar el componente sistólico de la presión arterial. Pero cómo podríamos valorar el componente diastólico ?.

Nicolai Korotkoff fué un médico militar ruso muy interesado en el equipo de Riva-Rocci. En aquel entonces ya se sabía que la presión arterial tenía dos componentes. Korotkoff, utilizando el esfigmomanómetro de Riva-Rocci, aplicaba el estetoscopio (equipo para detectar ruidos circulatorios y cardíacos) sobre la arteria braquial durante el desinflado progresivo y lento del manguito. Con esto, llegó a identificar y describir hasta 5 tipos distintos de ruido, que la sangre provoca al pasar a través de la arteria en estado de descompresión paulatina. El primer ruido de los cinco, coincide con la presión arterial máxima, mientras que el último y 5º, se corresponde con la presión arterial mínima.

Desde aquel año de 1905, los médicos venimos sirviéndonos del esfigmomanómetro de Riva-Rocci y de los ruidos de Korotkoff para medir con toda precisión la presión arterial. La Ciencia Médica, y la Humanidad entera, estarán permanentemente en deuda con estos dos grandes científicos, que por derecho propio ocupan un destacado lugar en la fascinante Historia de la Medicina.


ARTURO TOSCANINI: LA REBELDIA FRENTE A LA HIPERTENSION

Nunca se supo bien a partir de qué edad el genial músico Arturo Toscanini se hizo hipertenso. Lo cierto es que con 80 años y aún mas, seguía dirigiendo las mejores orquestas del mundo, con la agilidad, la viveza, y la fuerza típica de un genio excepcional. Y para asombro de muchos, dirigía además los conciertos de memoria.

La inmensa popularidad de Toscanini le hacía viajar continuamente para ofrecer conciertos sinfónicos y dirigir óperas, de una parte a otra del mundo. Se hace difícil imaginar hoy con el sistema de transportes de antaño, a un anciano de 80 años con tensiones arteriales de 250/120 mmHg, con dilatación cardiaca y arritmias, en tan vivo ritmo de vida.

En sus frecuentes viajes a Estados Unidos, el genio acudía casi siempre a la Universidad de Columbia para visitar a su cardiólogo. En los años cincuenta, todo lo que la Medicina podía ofrecer a los hipertensos, a parte de unas severísimas restricciones dietéticas en donde la sal quedaba proscrita, eran tónicos cardíacos, sedantes, diuréticos, y una substancia llamada reserpina, derivada de una planta originaria de la India, denominada rauwolfia serpentina.

La reserpina estuvo en uso durante muchos años, y aún hoy puede encontrarse en las farmacias. Fué y sigue siendo un eficaz antihipertensivo, pero tenía unos terribles efectos secundarios. Entre otros, la pérdida de la líbido e impotencia, así como debilidad de la memoria, al tiempo que provocaba profundas depresiones, algunas de las cuales pudieron terminar en suicidio.

De Toscanini comentan los que bien que le conocían, que frecuentaba la amistad de una bellísima mujer mucho mas joven que él. Parece ser que ambos se correspondían admirablemente. A cada uno lo suyo. El tratamiento médico de la Universidad de Columbia, pudo haber sido efectivo sobre la tensión arterial de Toscanini, pero los efectos secundarios hicieron estragos. Primero perdió la memoria y tuvo que recurrir a la partitura para seguir dirgiendo, y en segundo lugar y tal vez mas grave, perdió también los favores de su amiga íntima. No lo dudó: Prefiero morir mil veces antes de seguir tomando estas malditas píldoras". Y las dejó.

El 1 de enero de 1957, en una fecha de tan singular significado para los adictos a la buena música de todo el mundo por los conciertos de Viena, murió Toscanini a consecuencia de una hemorragia cerebral.

En los tiempos que vivimos, la medicación antihipertensiva también provoca sus efectos secundarios, a veces desagradables, pero la variedad farmacológica es tal hoy en día, que para cada hipertenso su encuentra su fármaco casi ideal. Si usted es hipertenso, no trate de imnitar a Toscanini, a fin de cuentas, genios como él, se encuentran muy raramente.


EL ALCOHOL EN EXCESO "TENSIONA" LA SALUD

John Wayne, Alan Ladd, Gary Cooper y otros legendarios cow-boys del farwest en celuloide, son en parte muy culpables de ese sentimiento general reinante, por el que el que se piensa que el alcohol, baja la tensión por vasodilatación y cura los infartos. Nada hay mas lejos de la realidad.

En 1915, un médico militar francés; Camille Lian, estudió a mas de 150 reservistas de su ejército para saber si la ingesta de alcohol se relacionaba en algún modo con la hipertensión arterial. En aquella época, y al no existir elementos de referencia, cada médico determinaba arbitrariamente el límite de normalidad tensional según su mejor criterio. El Dr. Lian lo fijó en 150/100 mmHg, es decir; en cifras muy próximas a las hoy son consideradas normales. Lo que ya no parece tan normal, es la peculiar clasificación del Dr. Lian para diferenciar sobrios y abstemios, de los que no lo son. Sobrios para el Dr. Lian eran aquellos que sólo bebían un litro de vino tinto al día. Bebedores moderados los que bebían entre 1 y 2 litros, y grandes bebedores los que pasaban de 3. Se comprende ahora la inferioridad beligerante del ejército francés en aquella Gran Guerra de 1914.

El estudio de Lian fué contundente en sus resultados, de modo que a mayor consumo de alcohol mayores niveles de cifras de tensión, mayor incidencia de hipertensión arterial, y mayor número de complicaciones cardiovasculares en los siguientes años.

Sin embargo algunos años mas tarde, en 1977, y en una revista médica de tanto prestigio como el "New England Journal of Medicine" el Dr. A.L. Klatsky y su grupo de trabajo, señalaban que los grandes consumidores de alcohol eran desde luego mas hipertensos que los pequeños consumidores, pero que éstos a su vez, eran menos hipertensos que los abstemios. ¿ Significa esto entonces, que consumir alcohol en pequeñas cantidades podría hacer bajar la tensión arterial ?.

Otro estudio de Potter JF y colaboradores, publicado en Lancet en 1984, confirmaba con rotundidad los resultados que años antes habían señalado Lian y Klatsky.

Ultimamente se viene especulando acerca de la relación inversa que puede existir entre el pequeño consumo de alcohol y la incidencia de infarto de miocardio. Parece probado que el alcohol a pequeñas dosis podría rebajar las tasas del colesterol total, elevando los niveles de la fracción HDL (el buen colesterol) y rebajando la fracción LDL (el mal colesterol). Podría explicarse así, que en aquellos paises que tienen un alto consumo de vino tinto como Francia, Italia y España, las tasas de infarto por habitante son notablemente inferiores cuando se las compara con las de otros con un diferente consumo alcohólico.

borracho.jpg (19694 bytes)En cualquiera de los casos, se ha estimado que alrededor de un 10% de todos los hipertensos lo son por inducción alcohólica. Si esto es así, el alcohol sería entonces la causa mas común de inducción a la hipertensión, siendo por los menos 5 veces mas frecuente que cualquier otra causa conocida.

¿ Entonces alcohol sí, ó alcohol no ?. Sí, pero con suma moderación, y recordándo con respeto a D. Baltasar Gracián, quién refiriéndose al alcohol dijo en el Siglo de Oro:

 

Si es ó no invención moderna
vive Dios que no lo sé,
pero delicada fué
la invención de la taberna
No lo olvide.


ERNEST HEMINGWAY: PASION DE TOROS Y VINO

"Mi querido amigo: Estoy destrozado. Acabo de pasar un examen médico en la Clínica Mayo, y he suspendido en todos los tests. No sólo peso casi el doble de lo que debo, sino que mi tensión arterial anda por las nubes. Mi médico me ha ordenado una dieta increiblemente dura y estricta, en la que no cabe mas de un vaso de vino al día, y 5 onzas de whisky, y por si fuera poco....nada de favores de alcoba!!!". Así se lamentaba en una carta dirigida a un buen amigo, el premio Nobel de Literatura de 1954, Ernest Hemingway.

A nadie se le oculta hoy en día, que el ilustre escritor optó por una vida disipada, en la que el alcohol y los abusos dietéticos ocuparon un destacado lugar. Hemingway gustó de vivir y gozar en mil sitios de este mundo. Fué corresponsal de guerra durante la contienda española de 1936. Sus experiencias le valieron para escribir una de sus famosas novelas: "Por quién doblan las campanas". Durante muchísimos años, fué distinguido visitante de Pamplona durante "los sanfermines". Su interés por la fiesta de los toros y su amistad con los toreros mas famosos de su tiempo, fué tan intensa como su pasión por los buenos vinos y por la excelente mesa que suele servir Navarra. Su amor por España quiso que sus cenizas reposaran definitivamente en nuestro suelo.

En la Clínica Mayo, aparte de las severas restricciones dietéticas, le prescribieron reserpina, la misma droga que rechazara Toscanini. Como es bien conocido, Hemingway sufrió profundas depresiones psiquiátricas en los últimos años de su vida, pasando de la agresividad a la melancolía con enorme facilidad, no se sabe si como consecuencia de la reserpina que ingería para controlar su elevadísima hipertensión.

En 1961, estando retirado en su casa de Sun Valley, en Idaho, e inmerso en una profunda depresión, se disparó mortalmente en la sién. El mundo de la cultura perdió uno de los representantes mas carismáticos del presente siglo.


LOS VENENOS DE SERPIENTE CONTROLAN LA HIPERTENSION

Siendo Ferreira un joven estudiante de postgrado en la Universidad de Rio de Janeiro, estaba vivamente interesado en conocer la causa del colapso circulatorio brusco y mortal que sufrían los desdichados que eran mordidos por una víbora endémica de aquellas latitudes, y que es conocida como "bothrops jararaca".

Ferreira y Vane, lograron aislar del veneno del ofidio una serie de productos, algunos de los cuales tenían la propiedad de inhibir la actividad de una enzima a la que denominaron "kininasa II" y que potenciaba los efectos de la bradiquinina, una sustancia con propiedades fuertemente vasodilatadoras. Algunos años mas tarde, la kininasa II, fué reconocida como el enzima que convierte una sustancia inactiva llamada angiotensina I, en otra con propiedades fuertemente vasoconstrictoras y que se reconoce como la angiotensina II.

Todo esto puso en marcha un intenso programa de investigación que traspasó las fronteras brasileñas para expandirse por los paises con fuertes bases de investigación biomédica. A partir de aquellas sustancias, se fueron sintetizando otras, hasta que se conseguió un péptido muy especial; el teprotide, que exhibía una potente actividad antihipertensiva. El teprotide no era clínicamente aplicable, pero a partir de él, un médico argentino llamado Ondetti, consiguió otro derivado llamado captopril, y que tenía la singular propiedad de inhibir la transformación de la angiotensina I en angiotensina II, activando además la bradiquinina de propiedades vasodilatadoras.

De esta manera, un mortal veneno de serpiente, guardaba escondido en su cadena de péptidos un producto, que sabiamente manejado, era capaz de controlar médicamente la hipertesión arterial. Investigaciones posteriores permitieron comprobar además, que esta sustancia no sólo era capaz de controlar la hipertesión, sino también, actuar muy eficazmente para el control de la insuficiencia cardíaca y mejorar las expectativas de vida tras un infarto de miocardio.

A partir del captopril, cuya vida media en sangre es relativamente corta, se han sintetizado otros productos con evidentes ventajas en su perfil clínico, y que son ampliamente utilizados en la moderna terapia cardiovascular.

Para muchos, la aparición de estos derivados del veneno de la víbora brasileña, ha supuesto uno de los avances médicos mas importantes de finales de nuestro siglo.